Warning: Creating default object from empty value in /www/doc/www.abcconsulting.es/www/plugins/system/sourcerer/helper.php on line 765

Warning: Creating default object from empty value in /www/doc/www.abcconsulting.es/www/plugins/system/sourcerer/helper.php on line 33
ABC Consulting | ¿Depresión económica o un país con depresión?

ABC Consulting

¿Depresión económica o un país con depresión?

Correo electrónico Imprimir PDF

Alternativas a la crisis o el caballo que no quería morir.

Es sabido que las dificultades económicas llevan frecuentemente al padecimiento de ansiedad, estrés y a la larga depresión. Esto que ocurre a nivel individual puede ser extrapolado a la conducta grupal. Si quisiéramos describir el estado de ánimo nacional seguramente hablaríamos de abatimiento, inquietud y desesperanza. Todas ellas emociones propias de la depresión. Estas y otros síntomas como el cansancio, la falta de energía, la dificultad para concentrarse, la lentitud de reacción, el bloqueo de la actividad , la falta de motivación y la caída en picado de la autoestima las vemos y sentimos por todas partes en estos días. De ahí la afirmación de que el país entero el que sufre depresión.

 

 

Los sucesivos ajustes propugnados por el gobierno, los impactos continuos de noticias sobre ERES, despidos, cierres, en absoluto compensados con información también real y positiva como crecimiento de empresas, lanzamiento de nuevas actividades, incremento del emprededurismo etc. y, para colmo,  las voces alarmistas lanzando mensajes acerca del previsible alargamiento  de la crisis, han puesto al ciudadano medio en esa posición de estupor e indefensión que suele preceder al bloqueo emocional.

En 1936 Hans Selye , estudioso del estrés, describió el SAG, síndrome de adaptación general, por el cual los individuos reaccionan de diferente manera ante las demandas estresoras del entorno. O bien nos quedamos inmovilizados, si pensamos que la amenaza es más fuerte que nosotros, o bien atacamos si creemos que podemos vencer.  En esta toma de decisión influye en gran manera la autopercepción que cada uno tenga, la conciencia de sus recursos, habilidades y posibilidades. En este sentido la insistente campaña de desvalorización de la realidad española  orquestada por terceros a quienes les puede interesar hundirnos para luego rescatarnos y que han tenido un efecto nefasto sobre nuestra autoestima, ha sido la gota que desborda el vaso a la hora de que se instale el desaliento y se rehúya el combate.

Cuando un terapeuta trata a un paciente con depresión, salvo que se trate de una depresión endógena que requiera medicación,  suele enfocar la terapia a dos objetivos; por un lado poner en marcha al paciente, aun a costa de la pura y dura disciplina, la fuerza de voluntad y la constancia y por otro  tratar de que este recupere la confianza en si mismo, recurriendo a su historial de logros y al uso de sus competencias habituales, previas a la depresión. Por ello la primera consigna que le da es Actúa, no importa si es  sin ganas, sin fuerzas, sin ilusión, sin garantías. Haz aquello que antes hacías, aquello con lo que antes te sentías bien. Las ganas y la capacidad de disfrutarlo nuevamente volverán.

En numerosos cursos sobre gestión del cambio y liderazgo, se ha presentado la idea de que el ideograma chino crisis, aquí representado, está formado por otros dos: Peligro y oportunidad. (1) Según esta idea  de la filosofía oriental, en toda situación de cambio se encierran ambas posibilidades y depende de cada cual hacia donde va a enfocar su actitud y su conducta.

Podemos elegir lamentarnos y no hacer nada o  luchar, reinventarnos, cooperar, poner toda nuestra imaginación y coraje al servicio  del crecimiento personal  y la salida de la crisis.

Mis recomendaciones para Salir de la crisis son :

  • Ponte en marcha: no te quedes en  casa, no van a ir a buscarte allí; ofrécete, fórmate, recíclate
  • Combate el desaliento: Apaga las voces negativas, enfoca tu pensamiento a lo positivo de las cosas, cultiva el humor, mantente activo, haz ejercicio
  • Usa tu imaginación: reinvéntate, busca otras actividades, mantente alerta, abre los ojos, expande tus sentidos, cultiva tus vivencias
  • Recupera tu autoestima: piensa en lo que sabes hacer, en como has salido adelante hasta ahora, rentabiliza todos los recursos a tu alcance
  • Busca alianzas: fomenta el networking, el asociacionismo, apóyate en tus relaciones
  • Contribuye al buen tono emocional general: Trabaja en equipo, difunde buenas noticias, coopera con los demás
  • Convierte esta crisis en una oportunidad de crecimiento personal: aprende de errores anteriores,  pon en orden tus asuntos, gestiona más racionalmente, construye con seguridad
  • No te rindas: quienes abandonan ahora dejan espacio para los que se están moviendo. Y estos que siembran hoy son los que recogerán mañana.

En cuanto a esas voces agoreras que lanzan mensajes apocalípticos como que España va a salir del euro, que no se puede invertir aquí, que estamos heridos de muerte, recordemos la historia de ese campesino que encontró a su caballo en un pozo y ante la imposibilidad de sacarlo decidió enterrarlo ahí mismo. A cada pala de tierra que le echaba el caballo se la sacudía , la tierra se acumulaba en el fondo y le servía para elevarse un palmo más. El caballo no solo no se dejó enterrar sino que logró salir del pozo, ya cubierto por completo de tierra.

(1)La palabra crisis se escribe wei ji, mientras que para representar peligro se utilizan dos ideogramas que se escriben wei xian y para oportunidad serían ji huay. Evidentemente se trata de dos palabras diferentes, pero dado que crisis (wei ji) toma prestado la primera parte de cada palabra, es normal que se cometa ese error. No obstante la idea es muy atractiva y con un claro fondo de verdad, así que  independientemente del purismo sinólogo, mantenemos su postulado.

 

Síguenos en Facebook

Usted está aquí: Inicio Empresa Noticias ¿Depresión económica o un país con depresión?

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information